sábado, 3 de mayo de 2008

TECNOLOGÍA EN LA EDAD MODERNA

TECNOLOGÍA EN LA EDAD MODERNA

Hasta comienzos del siglo XIX Europa era un continente agrícola, no preparado para afrontar una rápida industrialización, ni para enfrentarse a sus consecuencias negativas. Fábricas insalubres e inseguras, exceso de horas de trabajo, niños obreros, explotación de la mujer, bajos salarios, viviendas miserables, cesantía, condiciones en que se desarrolló en sus comienzos la nueva Era, fueron considerados los "Siete Pecados Capitales de la Revolución Industrial".
Revolución o Nueva Revolución Industrial
Características de la II Revolución
Entre las características de este período se pueden citar 6 grandes etapas:
1. El acero reemplazo al hierro
2. La electricidad y el transporte a petróleo
3. Producción en serie
4. La ciencia al servicio de la industria
5. Auge de los transportes
este se divide en 3 importantes ramas que son:
· El automóvil
· El avión
· Los Nuevos inventos

6. El capitalismo financiero

Revolución o Nueva Revolución Industrial
Los progresos industriales, que se iniciaron en Inglaterra en el siglo XVIII para luego propagarse por todo el mundo, han continuado sin interrupción hasta nuestros días. Pero, a partir de 1860, se observa un nuevo avance en la evolución de la ciencia y la tecnología, producido por el desarrollo de las ciencias de la naturaleza. A este periodo se le conoce con el nombre de Nueva Revolución Industrial o Segunda Revolución Industrial, caracterizado por la aplicación de la tecnología a todos los aspectos de la existencia humana.

Avance científico y tecnológico
La Segunda Revolución fue precedida por tres acontecimientos de enorme trascendencia: el proceso Bessemer para producir acero, inventado en 1856; el perfeccionamiento de la dinamo, más o menos en 1873, y la invención del motor de combustión interna, en 1876.

La revolución agraria
· La agricultura se vio fuertemente beneficiada al introducirse nuevos tipos de cultivos como la rotación de cosechas, abonos y la mecanización de los trabajos agrícolas. La utilización de la cosechadora aumentó considerablemente el rendimiento de las tierras.

Orígenes del maquinismo
Los primeros síntomas de la Revolución Industrial y el nacimiento del régimen fabril (relativo a la fábrica), tiene sus orígenes en la máquina textil.
El punto de partida tuvo lugar en Inglaterra, país que poseía ricos depósitos de carbón y de hierro y que podía obtener enormes cantidades de materias primas procedentes de sus muchas colonias dispersadas en el mundo.

Esto llevo a la creación de la maquina de vapor y con esto marcar un punto muy importante para la historia del mundo porque dedido a esta maquina se podrían realizar muchos avances tecnologicos que en un futuro se muy útiles para el uso de ellos mismos.

Algunos de los inventos que se hicieron con la maquina de vapor fueron:


Ø El barco a vapor
Ø El primer submarino
Ø Ferrocarril

Esta es una imprenta a vapor
La utilización de las piedras para sellar quizá sea la forma más antigua conocida de impresión. De uso común en la antigüedad en Babilonia y otros muchos pueblos, como sustituto de la firma y como símbolo religioso, los artefactos estaban formados por sellos y tampones para imprimir sobre arcilla, o por piedras con dibujos tallados o grabados en la superficie. La piedra, engastada a menudo en un anillo, se coloreaba con pigmento o barro y se prensaba contra una superficie elástica y dúctil a fin de conseguir su impresión.
La evolución de la imprenta desde el método sencillo del tampón hasta el proceso de imprimir en prensa parece que se produjo de forma independiente en diferentes épocas y en distintos lugares del mundo. Los libros que se copiaban a mano con tinta aplicada con pluma o pincel constituyen una característica notable de las civilizaciones egipcia, griega y romana. Estos manuscritos también se confeccionaban en los monasterios medievales y tenían gran valor. En la antigua Roma, los editores de libros comerciales lanzaron ediciones de hasta 5.000 ejemplares de ciertos manuscritos coloreados, como los epigramas del poeta romano Marcial. Las tareas de copia corrían a cargo de esclavos ilustrados.
La Revolución industrial

La Revolución Industrial es el período histórico donde se registró un proceso de honda transformación en los métodos de producción, comunicación y transporte.
Se entiende por Revolución Industrial a la serie de descubrimientos científicos y la aplicación práctica de ellos. Este último logro permitió intensificar la producción que a su vez incentivó el consumo.

La Primera Revolución Industrial se caracterizó por el nacimiento de la industria textil, la máquina a vapor, la invención de la locomotora, la revolución agraria y el crecimiento de la población y comprende los años 1760 a 1860. La segunda etapa de cambios se vivió a partir de 1860, época donde se registran avances en la evolución de la ciencia y la tecnología, producido por el desarrollo de las ciencias naturales. Este segundo periodo es denominado Nueva Revolución Industrial o Segunda Revolución Industrial, caracterizado por la aplicación de la tecnología a todos los aspectos de la existencia humana.
La industrialización y el capitalismo se localiza entre las sociedades occidentales, iniciándose primeramente en Inglaterra, para expandirse luego, durante la segunda mitas del siglo XIX a Francia, Bélgica, Suiza y Estados Unidos.

La burguesía se transformó en la clase dominante, formada por banqueros, industriales, comerciantes y altos funcionarios. La pequeña burguesía o clase media, estaba constituida por pequeños comerciantes, industriales y propietarios modestos.

Los campesinos y obreros formarían las clases populares. Ambos grupos continúan sometidos, sin posibilidades de surgir y duramente explotados.
Al iniciarse el siglo XVIII, los recursos de capital y sistemas bancario estaban lo suficientemente bien establecidos en Inglaterra, como para invertir en las técnicas de producción en serie.
Sin embargo, la transformación económica principal fue la llamada Revolución Industrial que abarca el período comprendido desde finales del siglo XVIII hasta el último tercio del siglo XIX, época en que se desarrolla la economía capitalista.









No hay comentarios.: